Caamaño: la verdadera historia de lo que pasó en el Matúm el 19 de Dic.

Relato contado por el comandante Paulino

La Batalla del Hotel Matúm acaecida el día 19 de diciembre de 1965 tuvo sus raíces sin la más mínima sospecha de parte de nuestras fuerzas constitucionalistas. Al conmemorarse para esa fecha seis meses de la muerte del gestador del Movimiento Enriquillo, Coronel E.N. Rafael Tomás Fernández Domínguez, el héroe de Abril Coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó en una visita que recibió en su residencia de parte del Dr. Salvador Jorge Blanco, le sugirió que celebráramos una misa recordatoria a la memoria de Tomasito y ese reconocimiento se acordó dárselo para esa fecha, o sea el 19 de abril.

El homenaje consistía en hacerle una misa en una iglesia de Santiago y después colocarle una ofrenda floral en su tumba. Después se acordó que pudiéramos reunirnos amigos y familiares en algún lugar en Santiago para departir, comentar, almorzar y irnos de vuelta a la ciudad capital, que efectivamente se suponía que era lo más sencillo en homenaje que se refiera a una figura de la altura del Coronel Fernández Domínguez y Caamaño le había encargado a Jorge Blanco de los preparativos.

La misa se celebraría en la Iglesia Nuestra Señora de la Altagracia porque estaba ubicada justo a la entrada de la ciudad de Santiago y les permitía a nuestros vehículos un mejor parqueo por la amplia cuadra del Parque Colón.

Lo de la misa ya quedó organizado y faltaba el lugar para el refrigerio y el almuerzo y el consenso mayor fue que se escogiera al Hotel Matúm por las condiciones ambientales y por su comodidad de la época. La administración del Matúm nos brindó todas las facilidades y una comisión femenina prepararía el almuerzo que iba a ser servido después de la ofrenda en el cementerio municipal.

Así se programó todo para hacerle el reconocimiento póstumo al gestador de nuestro Movimiento Enriquillo. Llegamos a la Iglesia a las 7:00 acompañando al Coronel de Abril y su gabinete y comitiva entre los cuales estaban Héctor Aristy, los coroneles Monte Arache (quien apenas acaba de morir), Lachapelle Díaz, Lora Fernández, Marte Hernández, el Comandante Diego Bordas y entre toda la gama militar constitucionalista, este servidor de ustedes, el Cadete Paulino de la época.

Jorge Blanco nos recibió acompañado del ex-vicepresidente Segundo Armando González Tamayo. Inmediatamente entramos al templo y en él ya se encontraban los familiares del coronel Fernández Domínguez y los del Comandante Juan Miguel Román Díaz.

Pasada la misa nos retiramos al camposanto municipal y decidimos hacerlo a pie ya que la mañana estaba muy fresca pero cuando pasamos por el Edificio Rubio de la 30 de Marzo, desde la tercera planta del edificio un grupo de personas entre los que se distinguían viejos calieses santiagueros, nos vociferaban agresivamente para provocarnos.

Al llegar al panteón de la familia Fernández Domínguez hicimos guardia de honor y al terminar el panegírico el Dr. Héctor Aristy Pereyra, sorpresivamente sonaron ráfagas de ametralladoras que rompieron la solemnidad de ese momento, obligando a los presentes resguardarse detrás de las tumbas o lanzándose al suelo para no ser alcanzados por las balas, pero no hubo heridos en el camposanto y creímos que esas ráfagas procedían de donde nos vociferaron anteriormente o sea del Edificio Rubio o de la calle lateral al oeste del cementerio.

Llegamos al hotel Matúm como a las 10:00 AM junto a Marte Hernández y Caamaño y conversamos acerca del incidente y no tomamos el hecho como provocación sino que nos conducimos ingenuamente haciéndole honor al viejo refrán de que “hombre prevenido vale por dos”

Comenzaron a llegar los invitados y había mucha alegría en el ambiente y como a las 11:00 AM sorpresivamente empezaron otra vez a escucharse las ráfagas de ametralladoras. Algunos de los presentes se tiraron a la piscina del hotel y nosotros nos fuimos a la segunda planta del hotel donde el fuego continuaba.

El área estaba completamente rodeado de fuerzas militares contrarias, un avión de la FAD volaba sobre el hotel mientras esto ocurría cayeron varios de nosotros, entre los que se contaban José Dolores Bordas, Enriquito Stark y el Jefe de Estado Mayor de las fuerzas constitucionalistas Coronel E.N. Juan María Lora Fernández y eso aumento más nuestros temores y nuestros dolores ante tanta angustia y cavilaciones.

Salvamos muchos la vida gracias a un joven -hoy en día olvidado- que se llama Víctor Marranzini y gracias a la intervención de personas como el Dr. Frank Joseph Thomen y Marcos Cabral que conversaron con el entonces Presidente Héctor García Godoy para una salida honorable y segura a esta situación provocada por los enemigos del pueblo.

El Presidente García Godoy arregló todo para nuestra salida del Matúm y regresamos todos en helicópteros provistos por los invasores de la Fuerza Interamericana de Paz (FIP), y por eso ese día salvamos nuestras vidas milagrosamente. El Matum quedó totalmente en ruinas como si un terremoto le hubiera pasado por arriba.

El hotel Matúm fue el escenario dantesco del intento de los enemigos del pueblo de exterminar con la clase militar y civil constitucionalista vinculada históricamente con la Epopeya de Abril de 1965 y ese desigual combate quedó grabado en la historia como “la Batalla del Hotel Matúm”.

La parte sangrienta del combate nadie la ha escrito excepto con lo que se conoce de los que perecieron de nombres reconocidos, sus resultados solamente quedaron a la vista, la mística y la disciplina constitucionalista habían triunfado sobre el número avasallante de las fuerzas regulares que se habían dispuesto a tomar el hotel Matúm a base de sangre y fuego y así quedó concluido un episodio histórico más de todos los que sucedieron finalizando el año 1965 en el cual marcaba un hito de las luchas constitucionalistas de nuestra República Dominicana.

Hubo un fotógrafo que estuvo dentro de los acontecimientos en el Matúm y que recogió para la historia todas las incidencias de ese trágico hecho y su nombre es Milvio Pérez y creo que el año pasado hizo una exposición de esas fotos en el mismísimo hotel Matúm actual y creo que también fueron publicadas esas fotos en un libro de su autoría.

Tomado de https://minisvainas.wordpress.com/wp-admin/post-new.php

 

Anuncios

Acerca de La Columna de Walker

NOTICIAS SIN ANTIFAZ
Esta entrada fue publicada en Noticias de Santiago Sin Antifaz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s